Entrevista con Francisco Hinojosa

Por Karina Eridhe Macias

El autor de uno de los libros para niños más populares, La peor señora del mundo, es ahora el embajador de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (del 6 al 16 de noviembre, Centro Nacional de las Artes). Platicamos con él sobre literatura infantil.

¿Qué hace un embajador de la literatura infantil? ¿Cuál es tu papel?

Representar a la literatura infantil y juvenil de México; como en Bolonia, Italia, donde sucede la feria infantil más importante del mundo.

Tus libros trascienden la infancia, de ahí que La peor señora del mundo figure en la memoria de los adultos. ¿Cuáles son los ingredientes para lograrlo?


El componente literario. Son distintos los libros para niños y los de literatura infantil. Los primeros pueden ser desde los cuadernos para colorear hasta los que enseñan valores; los segundos tienen un ingrediente literario para que puedan ser leídos desde cierta edad (la infancia) en adelante.

Naciste en 1954, ¿cómo ha cambiado el panorama de la lectura infantil de cuando tú eras niño a la fecha? 


Se ha modificado mucho. Antes la literatura infantil estaba confinada a unos poquitos temas, ahora toca de todo. Incluso ha cambiado la concepción del niño. Ahora ya se considera al pequeño como una persona capaz de escuchar y como un lector exigente. En mi infancia, hace 50 años, escuchar una conversación entre mis amigos acerca de un libro era algo raro, hoy es bastante común.

¿Cuál es el papel de los escritores con respecto a la difusión de la lectura en los niños?


Es una responsabilidad compartida entre padres, maestros, gobierno, autores y editoriales. El gobierno dice “vamos a crear bibliotecas de aula”. Entonces les compran libros a los editores, pero ahí –por ejemplo– hace falta que los maestros sepan cómo usarlos.

Incluso es relevante la selección que hacen los profesores. Las encuestas regulares dicen que leemos poco, pero ¿qué leemos?

Los criterios de las encuestas de lectura se aplican después de los 12 años, nunca antes. No sé por qué, pero parece que hace falta un permiso de los padres para entrevistarlos.

¿Qué libros le acercarías a un niño de primaria para motivarlo a leer?


Sugiero comenzar con algunos autores como Vivian Mansour, Juan Carlos Quezadas, Mónica Brozon y Toño Malpica.

¿Qué opinas de la euforia que causó Harry Potter?


En una época de tecnología de punta, en la que ya no nos sorprendemos por nada, entró Harry Potter. Este libro fue rechazado por 10 editoriales antes de ser publicado, pero los niños lo adoptaron. En esos libros hay una especie de nostalgia: no existe la tecnología ni la luz eléctrica. Entonces, volver a esa cosa primitiva se convierte en algo fantástico y mágico. ¿Quién cree en la magia cuando existen las computadoras?

fuente: timeoutmexico.mx

Videos