Caballito de Madera

Caballito de Madera

 
Saturday, 19 August 2017

La Feria del Libro en Cuzco se inicia este jueves, serán 11 días de #libros, #cultura, #música, #arte. Se han programado mas de 200 actividades para todos los públicos y todas las edades, ingreso libre.
Nos vemos en la #FILCusco2016

Saturday, 19 August 2017

Este jueves 25 de agosto se inaugurará la III Feria Internacional de Libro Cusco 2016 organizada por la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, certamen cultural que durante 11 días reunirá a más de 60 casas editoriales del Perú y del extranjero y se desarrollarán más de 200 actividades
"En esta feria del libro vamos a revalorar y difundir los idiomas originarios de Cusco, promoviendo la exposición y venta de libros editados en idiomas originarios, poniendo énfasis en el idioma machiguenga que la hablan las comunidades nativas de la amazonia cusqueña" afirmó el Dr. Vidal Pino Zambrano.
Entre los escritores invitados a la III Feria Internacional de Libro Cusco 2016 figuran Pedro Martínez de México, Aldo Gonzales Vilches de Chile, Maximino Pérez Maldonado de México, Rodrigo Olavarría de Chile, Caterina Scicchitano de Argentina, Santiago del Valle Chousa de España, Francisco Hinojosa de México y Noah Cicero de EEUU.
También estarán presentes los escritores nacionales Ricardo Sumalavia, el historiador Antonio Zapata, Victoria Guerrero, Raúl Tola, Irma del Águila, Cecilia Méndez, Rember Yahuarcani, Daniela Ramírez, Julio Noriega, Pablo Landeo, Virginia Zavala, Carmen Mac Evoy y Gustavo Rodríguez.,
Consulta la programación completa AQUÍ:

http://goo.gl/DrLngQ

Saturday, 19 August 2017

Matilda es, sin lugar a dudas, una de las mejores obras del talentoso Roald Dahl. La tapa del libro presenta a su protagonista —una pequeña prodigio—, sentada en un cajón de madera con un libro sobre su falda y rodeada por más libros. Se ve a la niña como pensando, reflexionando seguramente sobre algo que acaba de leer. Portada de 'Matilda'La ilustración es elocuente, resume magistralmente lo que le lector va a encontrar cuando comience la lectura de la novela: la soledad de una niña brillante, abandonada por sus patéticos padres, y cómo se vale por sí misma para encontrar en los libros lo que su familia le niega. Todo eso en una imagen de trazos muy sencillos y espléndidos a la vez.

Esta síntesis plástica es obra de Quentin Blake, el autor de quien nos ocuparemos en esta edición de Imaginaria.

Quentin Blake recibió, en mayo de 1999, el Children's Laureate, distinción que se entrega por primera vez en Inglaterra y que reconoce su trayectoria y contribución fundamental al mundo de los libros para niños y jóvenes.

Llegamos a Quentin Blake gracias a Lois Beeson —la administradora del premio Children's Laureate—, quien se "acercó" vía email a Imaginaria y nos proporcionó valiosa información. La tarea de traducir, procesar esa información y redactar el informe sobre Quentin Blake estuvo a cargo de Estrella Escriña. Nuestro agradecimiento es para ambas.

 

Quentin Blake, el "Laureado por los niños"

por Estrella Escriña

Datos biográficos de Quentin Blake

Quentin Blake nació en Sidcup, Kent (Inglaterra) en 1932. Estudió la carrera de Lengua Inglesa en el Downing College, de Cambridge, y al terminar realizó un posgrado en Educación en la Universidad de Londres. Blake no tuvo una educación artística formal sino que, paralelamente a sus estudios en Londres, siguió un curso a tiempo parcial en el Chelsea Art School. Su primer dibujo fue publicado en la revista Punch cuando tenía 16 años.

Quentin Blake siempre se ha ganado la vida como ilustrador aunque también ha sido profesor; él mismo afirma: "enseñar nunca ha sido una necesidad... simplemente lo disfruto". Durante diez años fue el director del Departamento de Ilustración del Royal College of Art, donde actualmente es Profesor Honorífico.

Su estilo es comentado por los críticos como "incomparable", "inimitable", "inconfundible". La especialista Joanna Carey lo relaciona con "la letra familiar de un amigo que cualquier niño es capaz de reconocer fácilmente".

Realizó su primera ilustración para niños en 1960 y el primer libro que escribió e ilustró fue Patrick, publicado en 1968. Hasta la fecha ha publicado 25 libros de su autoría y ha ilustrado muchísimos otros de los más reconocidos autores, especialmente ingleses y estadounidenses, como Roald Dahl, Joan Aiken, Michael Rosen y Margaret Mahy.

Su exitosa colaboración con Roald Dalh comenzó en 1975, cuando fueron presentados por su editor, Tom Maschler. Éste recuerda que al principio hubo algunos problemas: "Cuando le propuse a Roald Dahl las ilustraciones de Quentin Blake por primera vez, Roald objetó el trabajo de Quentin y dijo que prefería alguien más naturalista, por ejemplo un artista que no chocara con el texto. Quentin venció totalmente este obstáculo. Roald llegó a sentir que el trabajo de Quentin complementaba el suyo y que incluso era el intérprete ideal". Esto lo confirmó el mismo Roald Dalh: "Nadie puede alcanzarlo. Él tiene el mágico don de dibujar un personaje en una página exactamente como uno lo había imaginado"

La generosidad de Blake ayuda a explicar este suceso en el arte de la colaboración: "Algunos ilustradores sólo se sienten realmente felices cuando trabajan en un libro que ellos han inventado totalmente; pero yo disfruto trabajando con los textos y las ideas de otras personas tanto como con las mías. Es como si me hubieran dado una entrada para visitar la imaginación de alguien, y uno nunca sabe bien qué va a encontrar allí."

Premios y distinciones recibidas

1981: Medalla Kate Greenaway y Premio Nacional de Literatura Infantil, por Mister Magnolia.

1988: Premiado con el OBE en la lista de Honor de Año Nuevo.

1990

  • Premio Emil/Kurt Maschler, por All Join In.
  • Elegido Ilustrador de Ilustradores por la revista The Observer, en su serie Expert's Expert.

1996

  • Bologna Regazzi Prize en la Feria Internacional de Bologna, por Clown.
  • Nominado al Premio Smarties yal PremioKurt Maschler, por El barco Verde.

1999: Children's Laureate.

Con Roald Dahl:

1983

  • Premio Nacional de Literatura infantil, El Gran Gigante Bonachón.
  • Whitbread Award, por Las brujas.

1988: Premio Nacional de Literatura Infantil, por Matilda.

1990: Smarties Prize, por Agu Trot.

Premio "The Children 's Laureate"

"The Children's Laureate" (El Laureado de los Niños) es un premio que se otorga en Inglaterra cada dos años. La idea surgió en 1997 de la mano del escritor de libros para niños Michael Morpurgo y del poeta Ted Hughes (también escritor de libros para niños, fallecido en 1998 y nombrado Patrocinador Fundador del Premio). Ambos coincidían en la necesidad de que la literatura infantil y sus escritores e ilustradores fueran homenajeados con el prestigio que merecían y se reconociera su importancia para crear los lectores del mañana.

En Inglaterra existen muchos premios a la literatura infantil y juvenil que pasan prácticamente inadvertidos en la prensa. Es por eso que se empeñaron en que para el Children's Laureate no fuera así. Michael Morpurgo consiguió el apoyo del Ministerio de Cultura y la presencia de la princesa Ana para entregar el honor al primer laureado. El auspicio económico del premio, dotado con 10.000 libras esterlinas, fue proporcionado por un grupo de editoriales, fundaciones privadas, el Ministerio de Cultura, el Consejo de las Artes de Inglaterra y la cadena de librerías Waterstone's.

La elección se hizo entre los niños de 25 escuelas de toda Inglaterra sobre una selección de autores e ilustradores con la idea de premiar toda una trayectoria en el campo. El primer laureado, elegido por los pequeños, fue Quentin Blake.

El premio se entregó en mayo de 1999 y Quentin Blake será el "Laureado de los Niños" hasta mayo de 2001. Durante ese período, el autor realizará entrevistas, dará conferencias, y se montará una exposición de su obra en la National Gallery de Londres.

 

Entrevista a Quentin Blake: "Con mis dibujos, lo que espero es que animen al lector a crear más imágenes por sí mismo."

Con motivo de la elección de Quentin Blake para el Children's Laureate, los chicos de 24 escuelas de Inglaterra enviaron una larga lista de preguntas al autor. Reproducimos algunas de ellas:

Tus ilustraciones son muy reconocibles. ¿Qué te hace ilustrar de la forma en que lo haces?

Quentin Blake: No estoy muy seguro de por qué dibujo de la forma en que lo hago. Puede que sea porque no fui a una escuela de arte, sólo a clases a tiempo parcial cuando tenía más de veinte años. Pero no creo que haya una explicación completa. Es como si fuese un tipo de escritura a mano y, en realidad, se parece bastante a mi letra.

¿Te empezaron a gustar los libros por los dibujos o por los textos? ¿Te gusta escribir tanto como dibujar y pintar? En Clown no usaste ningún texto, ¿crees que las historias pueden ser contadas sin textos?

Q. B.: Aunque pienso que es posible contar una historia enteramente con dibujos como en Clown, también disfruto escribiendo textos. Algo interesante sobre esto es que le da al lector la oportunidad de inventar el texto y creo que lo anima a pensar, y quizás discutir, sobre lo que realmente pasa y lo que los personajes están pensando o sintiendo.

Cuando leemos creamos imágenes en nuestra mente. ¿Crees que un libro que tenga muchas imágenes ayuda a eso o impide que ocurra?

Q. B.: Esto trae una cuestión muy interesante. Con mis dibujos, lo que espero es que animen al lector a crear más imágenes por sí mismo. Pero algunas veces lo que el escritor esta poniendo en tu cabeza es tan rico y visual que la mayoría de la ilustración es superflua. Probablemente, ustedes saben la repuesta a esta pregunta (aunque no creo que haya sólo una respuesta) mejor que yo.

¿Qué sentiste cuando anunciaron el ganador del Children's Laureate? ¿Te ayudará en tu trabajo o se pondrá en tu camino? ¿Qué te gustaría ser capaz de hacer ahora que eres el Children's Laureate?

Q. B.: Cuando me dijeron que era el ganador del premio experimenté varios sentimientos y pensamientos diferentes. Fue muy gratificante saber que a muchísima gente (como ustedes) realmente le gustaba lo que yo había hecho. Era el signo inequívoco de algo que es muy difícil de imaginar desde uno mismo. Al mismo tiempo era consciente del problema (como lo son los organizadores del premio) de que, si no era cuidadoso, podría distraerme del trabajo de crear más libros, que es lo que hago mejor. Sin embargo, durante bastante tiempo fui profesor en Royal College of Art, y sé algo de cómo hacer dos trabajos a la vez. Espero que durante mis dos años de premiado pueda ofrecer, o encontrar, caminos para animar a la gente a discutir textos e ilustraciones y la forma en que estos se juntan. También es mi deseo contribuir a llevar los libros para niños a su verdadero valor.

¿Tienes algún consejo para nosotros?

Q. B.: Bueno, eso es difícil; porque cada uno es diferente. Pero lo que sé es que, sea escribir o dibujar, tienen que practicar mucho, y seguir haciéndolo, esa es la forma de mejorar. Y no esperen a la inspiración, simplemente empiecen. La inspiración es una misteriosa bendición que aparece cuando las ruedas están girando suavemente.

En este momento estoy trabajando en un libro sobre mi trabajo y la forma en que lo hago. Cuando salga —me temo que no será antes de Septiembre del 2000— podrán encontrar respuestas más extensas a sus preguntas. Trataré de asegurarme de que estén allí.

Saturday, 19 August 2017

Xosé Ballesteros es editor y fundador de Kalandraka, sello español que desde 1998 está dedicado a la literatura infantil y juvenil. Para este artículo, Ballesteros elegió sus portadas de libros infantiles favoritas: “¿Cómo elegir cinco portadas entre tantas y tantas que nos reclaman? ¿Entre las que han quedado impresas en nuestra memoria a lo largo de los años? Están entre esas que se han distinguido en nuestro mirar ante los escaparates de las cientos y cientos de librerías que hemos conocido en todo el mundo. Esas que nos han seducido y se han colado en nuestra valija y ya forman parte de nuestra biblioteca. Cubiertas que nos atraen por su armonía, por su composición equilibrada, por su belleza. Aquí están solo cinco: una pequeña muestra del buen hacer de ilustradores, diseñadores y editores que ya son parte de la historia del arte en papel”.

mauricio-amster2-700x420

5 portadas que amo

We are all in the Dumps with Jack and Guy

maurice sendakDentro de la obra de Sendak, nunca exenta de polémica, destaca este libro de portada impactante, sin título, sin más texto que el que aparece en las hojas de los periódicos. Propuesta rotunda del autor que ya conoce el éxito y sigue siendo fiel a sus principios. Sendak se inspiró en dos antiguas canciones de cuna, las reinterpretó y nos sumerge en un viaje entre la miseria, en compañía de Jack y Guy, que intentarán salvar a un pequeño huérfano de su triste destino. En lo alto, la figura inconmensurable de la Luna, indignada ante las injusticias que contempla, parece querer tragárselo todo.

Título: We are all in the dumps with Jack and Guy
(Todos estamos en las cloacas con Jack y Guy)
Autor: Maurice Sendak
Características: 27 x 21 cm. / cartoné.
Editorial: Harper Collins
Año: 1993

 

Nella notte buia

bruno munariBruno Munari, adscrito en su juventud al movimiento futurista italiano, publicó Nella notte buia a sus 49 años. Este hermoso libro objeto es un buen ejemplo de maestría en el uso de recursos gráficos. Tan solo dos tintas, y su cubierta nos atrapa. Siluetas azules sobre un fondo negro nos invitan a explorar una floresta de texturas de papel, troquelados, capas y planos imposibles, transformada cada página en una verdadera y bella sorpresa. Munari, reconocido como uno de los grandes del diseño industrial y gráfico del siglo XX, publicó más de 40 libros para niños, entre ellos los Prelibri.

Título: Nella notte buia (En la noche oscura)
Autor: Bruno Munari
Características: 16 x 23 cm. / cartoné.
Editorial: Corraini
Año: 1996

 

 

 

 

Cuentos de Perrault

charles perraultEn 1697 se publicó en París la primera edición de los Cuentos de antaño de Perrault. Trescientos años después, la editorial Anaya presentó una edición completa y anotada, prologada por Gustavo Martín Garzo, con imágenes de doce grandes ilustradores. Entre otros figuran Carme Solé, Asún Balzola o Ulises Wensell. La portada es de la autoría de Javier Serrano, nombre esencial en el listado de ilustradores españoles. Curiosamente, tres años después de la publicación de esta edición, con la cubierta a sangre, la editorial “achicó” la imagen de Serrano, al igual que hizo en el resto de libros de su colección de clásicos, todos con portadas del mismo ilustrador.

Título: Cuentos de Perrault
Autor: Charles Perrault
Portada: Javier Serrano
Características: 17,5 x 25 cm. / cartoné.
Editorial: Anaya
Año: 1997

 

 

 

 

Rompecabezas

rompecabezasUna de las condiciones para que un libro no pase desapercibido es su efecto llamada, su reclamo visual. Diego Bianki ha acertado en Rompecabezas. Una cubierta, impecable en su composición, adelanta lo que nos vamos a encontrar en su interior y nos invita a participar en la fiesta. Ésta claro, como él dice, hay algo en lo que todos somos iguales: todos somos diferentes. También los materiales que se pueden usar para crear una nueva obra. Bien lo sabe Diego, diseñador y editor, además de ilustrador, que anteriormente ya ha trabajado con materiales de deshecho. Una gran portada al servicio de una hermosa causa: reciclar, reutilizar, recuperar.

Título: Rompecabezas
Autor: Diego Bianki
Características: 24,5 x 31cm. /cartoné.
Editorial: Pequeño editor
Año: 2013

 

 

 

 

Arenas Movedizas

gabriel pachecoTengo este libro colocado sobre un mueble blanco, con una pared lisa de fondo. Es como un cuadro, un hermoso lienzo de papel. Sé qué Gabriel Pacheco trabaja en digital, pero ese saber no me impide imaginarme los trazos de un pincel invisible sobre un óleo que nunca ha existido. Hasta puedo tocar las arenas que se deslizan entre mis dedos, bajo la hermosa adolescente, bajo el azul inmenso. Gabriel ya es uno de los grandes, quizás uno de los ilustradores que mejor saben leer un texto, un poeta ilustrado. Después de esta portada, tendrá difícil superarse a sí mismo.

Título: Arenas Movedizas
Autor: Octavio Paz
Ilustrador: Gabriel Pacheco
Características: 23 x 33 cm/ cartoné
Editorial: Fondo de Cultura Económica
Año: 2014

 

 

 

 

 

2 Portadas que no me gustan

Cuentos para niñas

susaetaHay editoriales que publican libros para niños y niñas con el único objetivo de vender, cuánto más mejor. Siguen anclados en una visión reaccionaria de la sociedad, proponiendo modelos rancios, presentando estereotipos sexistas, modelos almibarados. Parten de la idea de que, a más colorines, a más estridencias, a más saturación, más atractiva será para niños, padres y maestros una cubierta. La que mostramos es solo un ejemplo de los miles y miles de ejemplares que inundan las librerías de todo el mundo. Como la vida misma.

Título: Cuentos para niñas
Características:21,7×25,7cm
Editorial: Susaeta
Año: 2010

 

 

 

 

 

Donde viven los monstruos (Santillana, 1995)

monstruos alteaLa portada original que diseñó Sendak para su obra de referencia, Donde viven los monstruos, es hermosa. Quizás por eso nunca podremos comprender como los responsables editoriales de Altea pudieron, en su día (1995), mutilar la imagen original y convertir un álbum apaisado en vertical. Puede que el motivo fuese adaptar la obra a las características de la colección, que imponía un formato unificado. Por desgracia, no fue la única obra mutilada. Y es que a veces, ¡ay!, el bosque no permite distinguir los árboles.

Título: Donde viven los monstruos
Dirección editorial: Elena Fernández-Arias
Carcterísticas: 21 x 27 cm/rústica
Editorial: Santillana (Altea)
Año: 1995

 

 

 

 

 

Saturday, 19 August 2017

Harold Bloom
ROWLING Y KING

Yo no veo diferencia alguna entre la literatura para niños y la buena o magnífica escritura para niños extremadamente inteligentes de todas las edades. J. K. Rowling y Stephen King escriben igual de mal; son titanes apropiados para nuestra nueva Edad Oscura de las Pantallas: computador, cine, televisión. Una y otra vez uno exhorta a los niños de todas las edades a que lean y relean a Andersen y a Dickens; a Lewis Carroll y a Edward Lear, en vez de a Rowling y a King. 

En ocasiones, cuando digo esto en público, me preguntan: ¿no es mejor leer a Rowling y a King, y después avanzar a Andersen, Dickens, Carroll y Lear? La respuesta es pragmática: nuestro tiempo aquí es limitado. Necesariamente uno lee y relee a expensas de otros libros. Si viviéramos varios siglos, quizá tendríamos vida y tiempo suficientes para hacerlo, pero el principio de realidad nos obliga a elegir.

Saturday, 19 August 2017

El Premio Nacional de Narrativa desvela el nombre de su próxima novela, 'No hay amor en la muerte', que saldrá en febrero del próximo año

Gustavo Martín Garzo dice que no hay que alegrarse de lo que se pierde y que la fantasía es para él la gran pérdida del ser humano. El Premio Nacional de Narrativa renuncia a perder la niñez que le asoma. Juega con la servilleta mientras cuenta que la literatura es un modo de abrir puertas, en que cada una de las manecillas lleva a mundos distintos e inexplicables. Un acertijo, el de la imaginación, que el adulto renuncia a resolver mientras él lo reclama a través de sus obras.

"Una pregunta es el origen de la literatura", mantiene el autor de El lenguaje de las fuentes (Lumen, 1993), Premio Nacional de Narrativa, que ha participado en los Martes Literarios organizados por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. Cuestionar qué hay en lo mudo, en lo invisible, en eso que pensamos y callamos -"¿acaso no es eso real?", se pregunta- es parte de la misión literaria. Algo inherente al hombre, desde que el hombre es hombre. "En el fondo es como Eva en el Libro del Génesis", relata, "todos somos hijos de Eva en ese gesto inicial, cuando en vez de conformarse con que le dice Yahvé, se pregunta qué poder tiene ese árbol, por qué lo ha prohibido, e inmediatamente surge el deseo de saber". "Ese gesto de desafío es la literatura, ese deseo de conocimiento".

El autor de La puerta de los pájaros defiende la vigencia de fórmulas que hoy se refugian en relatos infantiles. "Me encantan los cuentos maravillosos porque en ellos se ha conservado la memoria del relato, todos los relatos que los hombres han necesitado desde el origen de los tiempos", cuenta el autor de Tres cuentos de hadas (Siruela, 2003), Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil. "Parece ser que son los niños los únicos a los que le interesan estas cosas", se lamenta. "Pues pobre del adulto al que no le interese. Perder el sentido fantástico es de las cosas peores que le puede pasar a alguien".

En "una época en que se le está dando la espalda al mundo del relato", Martín Garzo asegura que lejos de servir para apartarnos del mundo o "para sustituir una realidad llena de conflictos por una más confortable", la imaginación "nos permite ahondar en lo real, porque lo real no es sólo lo que vemos, sino que hay una parte oculta, invisible, hecha de deseos, sueños, de nuestros pensamientos más secretos, de lo que no nos atrevamos, no sabemos, o no queremos decir".

DAVID S. BUSTAMANTE

Este apego a lo fantástico parte de la convicción de que está unido a lo real, y de que "la literatura tiene que ver con lo oculto". Porque para relatar la realidad existen medios "como el Periodismo o la Historia", pero "¿quién se encarga de esa vida escondida que habla del ser humano?", se pregunta. "El objetivo de la literatura es este, contar todo lo que habitualmente se calla, lo que permanece en silencio, lo que permanece mudo dentro de nosotros y está deseando despertar. Indagar en la sombra es la misión de la literatura en la que yo creo", remata el autor.

Martín Garzo defiende que "un patio de vecindad contiene el mundo entero"; algo que está presente en su última novela, Donde no estás (Destino, 2014), que tiene por escenario una casa donde reposan las historias de varias generaciones. "Allí se moría y se amaba en la misma cama. El presente y el pasado, los vivos y los muertos, lo sagrado y lo profano". Una casa "que no se abarcaba a simple vista", al igual que no se abarca a una persona "sólo por lo que dice, sino por lo que calla".

El escritor quiere destapar un mundo soterrado de silencios, donde lo primero que se acalla es la muerte. "Nuestro mundo ha dado la espalda a la muerte, en primer lugar a los ancianos. Cuando alguien enferma, va al hospital para que no contamine nuestra casa por si acaso se muere. Cuando muere, el velatorio no es en casa, es en el tanatorio", puso de ejemplo. "Nos quitamos al muerto de encima. Lo borramos del mapa porque nos inquieta, nos perturba". Ante esto, Martín Garzo asegura que "la literatura es la defensa de la memoria", "una reivindicación del alma, que es la memoria". "Si lo piensas bien, la lectura es un diálogo con los muertos", que permite que estén hoy presentes las voces de Cervantes o Shakespeare.

Crisis del mundo de libro

"Hemos dejado de mirar el mundo", lamenta Martín Garzo, para quien la diferencia entre el entretenimiento y la literatura es que esto segundo "tiene que cuestionarnos cosas". "La literatura y la poesía tiene muchísimo que ver con la capacidad de ver el mundo, de estar atento a o que sucede a tu alrededor, y esa atención en gran parte se pierde con la intermediación de la pantalla". Esta es la razón de la que llama "crisis del mundo del libro", donde el problema no está en la parte de creación -"hay muchos escritores buenísimos"-, sino en la lectora.

Este desafío de quien debe "entregarse" al libro, lo que supone una suerte de renuncia a otras distracciones que se ofrecen. "La lectura es una creación, el lector tiene que recrear el libro, hacerlo suyo, y eso supone un esfuerzo, una dedicación", algo que requiere "disponibilidad". Y, como recuerda el autor, "para estar disponible hay que dejar muchas cosas fuera". En un mundo en que "nuestros pensamientos, nuestras palabras, nuestras emociones, están cada vez más llenas de tópicos comunes", esta lectura se hace necesaria, defiende el escritor, porque "tenemos que cuestionados". "Es importante este cuestionamiento general, que es una de las funciones del arte".

El escritor ha adelantado algo acerca de su próxima obra, No hay amor en la muerte, que verá la luz en febrero del próximo año, que da una vuelta a la historia de Abraham que, según cuenta el libro del Génesis, estuvo a punto de sacrificar a su hijo ante Dios. "Esa historia, cuando la escuchabas por primera vez, te la contaban como si hubiera sucedido, eran historias que habían fundado el mundo". Un relato bíblico que, desde la infancia, "obsesionaba" al autor, que ahora quiere profundizar sobre ella: "Creía que le faltaba algo, contarla desde la parte del hijo, ¿qué pensaría Isaac de esa historia? ¿Qué trastorno ocasiona en ese hijo una historia así?", se pregunta. "Quiero hablar de algo de lo que no se habla mucho en la literatura, la relación entre un padre y su hijo varón", donde "se plantea un conflicto entre el deber y el amor.